LA NOCHE DE HALLOWEEN

 

 

 

 

Un grupo de amigos decidió disfrazarse por la noche y 

quedaron a las once en punto, para ir a pedir

de en por las del barrio. Cuando el

marcó las once, llegaron todos disfrazados, uno de

, otro de , y los demás de y de
  . La verdad, es que daban mucho miedo.

La gente les dio muchos , y estaban muy felices,

pero se estaban acercando a una donde decían que
vivía una familia muy rara. Creían que la señora era una

y que no le gustaban los niños.

Con mucho cuidado, se acercaron a la terrible  

pero ninguno quería entrar. En el jardín, había un

terrorífico y a sus pies, una que los seguía con su
mirada. Por las ventanas parecían verse  
y  la , que estaba abierta, dejaba ver la donde

la , seguramente hace sus pócimas, pero se armaron

de valor y entraron. Nada más hacerlo, aparece un
que les dio un susto de muerte. Corren a esconderse, pero
al entrar en la cocina ven a la . Se pusieron a gritar
y a llorar, pero entonces, la señora disfrazada de
les abrió un lleno de monedas de chocolate. Ellos
entendieron que no eran tan malos y la y el
le dieron las gracias por atreverse a entrar, ya que a ellos

le gustaban mucho los niños y nunca les visitaba ninguno.

 

Y cibercolorín, cibercolorado, este cuento, ha sido editado.

 

 

Manuel Pérez Manzano

Almería

menú

 

FELIZ   HALLOWEEN...... Y CUIDADO CON LAS BRUJAS