EL BOSQUE DE LA BRUJA

 

 

Tania y Silvia paseaban por el bosque cogiendo para

 regalárselas a su mamá, en una de ellas había una y un 

poco más lejos la señora coqueteaba con el señor  

La como siempre, estaba trabajando 

y en la charca una se tomaba la merienda. Tras un
 matorral saltó un y Silvia que era la más traviesa, salió

 corriendo detrás de el. Tania no se dio cuenta porque estaba 

mirando una y su hermana se adentró en el bosque.

Pronto se hizo de noche y los revoloteaban por el

bosque. Silvia buscó refugio en una vieja cabaña, abrió la puerta

y vio que todo estaba muy sucio y lleno de y también de

pero como tenía miedo, entró y se quedó esperando

que se hiciera de día y saliera el .Pero de repente llegó la

y cuando vio a la niña, comenzó a hacer una pócima para

hechizarla. Silvia estaba muy asustada y la no paraba de reírse

y frotarse las manos. Pero Tania encontró la cabaña y cuando vio

a su hermana en peligro, rompió la puerta de una patada y del susto,

la cayó en su olla y se convirtió en un .Silvia se abrazó

a su hermana y le dio un gran y después salieron

 corriendo más rápidas que un .

Se fueron juntas a casa, le dieron a su madre un precioso ramo

de y le contaron todo lo ocurrido. Ella les preparó un

buen desayuno con muchas y un gran vaso de leche

mientras escuchaba la terrible historia. Desde aquella noche, cuando

al amanecer canta el , Silvia siempre se acordaba de la .

y cibercolorín cibercolorado, este cuento ha sido editado.

 

 

Manuel Pérez Manzano

Almería

menú

 


CUIDADO CON LA BRUJA