LA SELVA SILBA

 

 

 

Entra LLUVIA y baila por todos lados. Entra HOMBRE con maleta.

 

 

 

HOMBRE:   No para de llover aquí. Pero que selva tan bella. Me gustaría tenerlo para mí. Quien será el dueño?
     
    Entran dos MOTILONES
     
 MOTILÓN 1:   Nadie es dueño de la selva. Pero todos vivimos aquí. Somos parte de la selva y la selva es parte de nosotros.
     
HOMBRE:   ¿Todos? Cuantos serían?
     
 MOTILÓN 2:   Bueno, tenemos muchos hermanos de diferentes tribus. Mas o menos un centenar.
     
HOMBRE:   ¿Cien tribus? Hmmmmmmm. Pero la selva es grande. Cabremos todos. Y en cuanto me la vende?
     
  MOTILÓN 1:   Como dije. Nadie es dueño de la selva. Nadie la puede comprar o vender.
     
  MOTILÓN 2:   Sería como vender nuestra madre.
     
    Silencio
     
  HOMBRE:   Miren lo que les he traído. (Saca de su maleta una botella de ron, unos collares de vidrio y un espejo.)
     
 MOTILÓN 1:   Ya conocemos estas cosas. Con eso compraron todo lo que era nuestra costa y valle.
     
MOTILÓN 2:   Solo nos queda la selva. Cada palmo de esta tierra es sagrada para nuestro pueblo.
     
MOTILÓN 1:   Así que la selva no está en venta.
     
 HOMBRE:   Hmmmmm. Esto no va a ser tan fácil como pensé.
     
    HOMBRE saca un revolver y los mata. Los dos MOTILONES caen al suelo.
     
 HOMBRE:   Bueno, ya la selva es mía. (Sale)
     
    Entran PAPAGAYO, MICO, MARIPOSA, PEZ DEL RIÓ, TIGRE, COCODRILO, LLUVIA y ÁRBOL DE CAUCHO. Hacen medio circulo alrededor de los dos MOTILONES.
     
 PAPAGAYO:   Muchachos! Han matado nuestros hermanos Motilones. Ellos siempre nos han servido y protegido. Que hacemos?
     
 MARIPOSA:   Hay que darles la despedida. (Empiezan a silbar y bailar alrededor de ellos con un ritmo de tambor solemne. Luego levantan a los MOTILONES y los llevan. Salen todos.
     
    Entran HOMBRE con INGENIERO.
     
 HOMBRE:   Amigo Ingeniero, aquí quiero hacer una fabrica. ¿Me lo puedes hacer?
     
 INGENIERO:   Claro, compadre. Ya está hecha.
     
    HOMBRE pasa un billete a INGENIERO. Le da la mano y salen. Entran PEZ DEL RIÓ y COCODRILO.
     
 PEZ DEL RIÓ:   (Ahogándose) Ay! El río ha cambiado. Ácido sulfúrico, acetona y éter. Estos químicos me están matando. Ya no puedo seguir viviendo aquí. (Se cae muerto)
     
 COCODRILO:   Este rió tampoco me agrada, ¿pero donde más me escondo? (Mira a su alrededor con miedo) Me están correteando. Parece que a ellos les gusta mi piel. A mi también me gusta. Tengo que correr. Si no, me convierten en maleta.
     
    Entra HOMBRE y mata a COCODRILO. Quita la piel y sale)
     
    Entran PAPAGAYO, MARIPOSA, TIGRE, MICO, ÁRBOL DE CAUCHO y LLUVIA. Se paran en medio circulo alrededor de PEZ DEL RIÓ y COCODRILO .
     
 TIGRE:   Mira, muchachos, nos han matado a Pez del río y Cocodrilo.
     
 MICO:   El rió también está muriendo. Qué hacemos?
     
ÁRBOL DE CAUCHO:   Les damos la despedida.
     
    Empiezan a silbar y bailar alrededor de ellos al ritmo solemne del tambor . Luego levantan a PEZ DEL RIÓ y a COCODRILO y los llevan. Salen todos.
     
    Entran HOMBRE e INGENIERO (Está más gordo)
     
 HOMBRE:   Amigo Ingeniero, aquí quiero hacer un millón de hectáreas para mi cultivo de lucro, y por allá otro millón de hectáreas de pasto para mi ganado. Hay que meter una aplanadora y quitar todos estos arboles. ¿Lo puedes hacer?
     
 INGENIERO:   Claro, Compadre. Está hecho.
     
    HOMBRE pasa un billete a INGENIERO. Le da la mano y salen.
     
    Entran MICO, TIGRE y ÁRBOL DE CAUCHO abrazados y con miedo. Suena una maquina.
     
ÁRBOL DE CAUCHO:   ¿Que es esa bulla tan terrible?
     
 TIGRE:   Hermanos, aquí viene la aplanadora! . ¿Que hacemos?
     
 MICO:   Corran, hermanos!
     
ÁRBOL DE CAUCHO:   No puedo correr, estoy pegado!
     
    Entra INGENIERO tirando dos machetes al sonido de una maquina. MICO y TIGRE tratan de salvarlo, pero se cae. INGENIERO agarre las colas de TIGRE y MICO.
     
 INGENIERO:   Estos animales los puedo vender a un zoológico. Dan buen precio.
     
    MICO chilla y TIGRE ruge mientras INGENIERO los hale por las colas. Salen. Entran PAPAGAYO y MARIPOSA.
     
 PAPAGAYO:   Ya no tengo donde vivir. Han cortado todos los arboles. Tampoco no tengo que comer. Los frutos se han acabado.
     
 MARIPOSA:   Parece increíble, hermano pero a nosotros también nos están cazando. Parece que tu plumaje y las alas mías también son de venta.
     
   

Entra INGENIERO con una red y atrapa a MARIPOSA y PAPAGAYO. Salen. Entra LLUVIA silbando y bailando al ritmo solemne del tambor.

     
 LLUVIA:   Mis hermanos Motilones se han desaparecido. También mis amigos Papagayo, Cocodrilo, Mariposa , Mico, Pez del río y Tigre. ¿Y que hago aquí sin los arboles? A mi no me puedan matar ni llevar, pero me siento muy sola aquí. El desierto no es lugar para mi. A otra tierra me iré.
     
    Entra HOMBRE
     
 HOMBRE:   ¿Eh? Qué es esto? Se me secó la cosecha! Y el pasto esta tostado. Se me va a morir el ganado. Que calor hace! Que pasó con la lluvia?
     
    LLUVIA está saliendo y HOMBRE la persigue.
     
 HOMBRE:   ¿A donde vas? (Agarra su propia garganta) Regresa, regresa! Prometo que voy a sembrar arboles, devuelvo los animales a la selva. Voy a limpiar el río! (Se cae muerto).
     
     Entra INGENIERO (Está más gordo aún) con BASURERO (Está cubierto en latas de cerveza, bolsas plásticas y tiene etiquetas de diferentes productos pegados a su ropa.) Están riéndose.
     
 INGENIERO:   Está bueno el chiste. (Sigue riendo. Luego se para y mira a HOMBRE en el suelo). ¿Eh? El compadre está muerto? Ahora quien me paga?
     
 BASURERO:   No se preocupe. Todavía me tiene a mi, el producto de sus labores. Y yo puedo durar hasta mil años.
     
    Se abrazan y salen.
     
    Empieza el tambor y entran los MOTILONES, PAPAGAYO, MICO, MARIPOSA, COCODRILO, TIGRE, PEZ DEL RÍO, EL ÁRBOL DE CAUCHO y LA LLUVIA, todos silbando. Se paran alrededor de HOMBRE, tirado en el piso.
     
 MOTILÓN 1:   Cada palmo de esta tierra es sagrada para mi pueblo.
     
 MOTILÓN 2:   La savia que fluye a través de los arboles lleva memorias del hombre cobrizo.
     
 TODOS EN CORO:   Los ríos son nuestros hermanos, los animales son nuestros hermanos, los peces son nuestros hermanos, los pájaros son nuestros hermanos.
     
 LLUVIA:   Cada insecto, cada reptil, cada flor es un reflejo de lo divino.
     
 PAPAGAYO:   El Amado Guardián dijo: "No podemos separar el corazón humano del ámbito exterior ...
     
 MICO:   El hombre es orgánico con el mundo...
     
 MARIPOSA:   Su vida interior moldea el entorno...
     
TIGRE:   Y él mismo es profundamente afectado por éste...
     
COCODRILO:   El uno actúa sobre el otro...
     
PEZ DEL RÍO:   Y todo cambio permanente en la vida del hombre es el resultado de estas reacciones mutuas."
     
Empiezan todos a silbar. Al ritmo solemne del tambor, levantan a HOMBRE y lo llevan. Salen todos.

 



FIN

 


Copyright©1999 Leslie Garrrett. All Rights Reserved