EL TAMBORILERO

El camino que lleva a Belén, 
baja hasta el valle que la nieve cubrió, 
los pastorcillos quieren ver a su Rey,
le traen regalos en su humilde zurrón.
rom pom pom pom, rom pom pom pom.
Ha nacido, en un portal de Belén,
el niño Dios.

Yo quisiera poner a tus pies
algún presente que te agrade, Señor,
mas Tú ya sabes que soy pobre también
y no poseo más que un viejo tambor,
rom pom pom pom, rom pom pom pom.
En tu honor frente al portal tocaré 
con mi tambor.

El camino que lleva a Belén, 
yo voy marcando con mi viejo tambor; 
nada mejor hay que te pueda ofrecer,
su ronco acento es un canto de amor,
al Redentor, al Redentor.
Cuando Dios me vio tocando ante El, 
me sonrió.