ADIVINANZAS DE ALIMENTOS

 


En verdes ramas nací,
en molino me estrujaron,
en un pozo me metí,
y del pozo me sacaron 
a la cocina a freír.

(El aceite)

De verde me volví negra 
y me molieron con tino, 
hasta que al final del todo,
de mí hicieron oro fino. 
(La aceituna)


Negra por dentro, 
negra por fuera,
es mi corazón 
negra madera.
(La aceituna)

Tengo cabeza redonda,
sin nariz, ojos ni frente,
y mi cuerpo se compone
tan sólo de blancos dientes.

(El ajo)


Ave me llaman a veces
y es llana mi condición.

(La avellana)
Ave soy, pero no vuelo;
mi nombre es cosa muy llana:
soy una simple serrana,
hija de un hijo del suelo.

(La avellana)

Soy ave y soy llana,
pero no tengo pico ni alas.
(La avellana)
Blanquilla es mi nombre
y endulzo la vida al hombre.
(El azúcar)

Blanco soy como la nieve,
me sacan de una caña,
y aunque soy del otro mundo,
ahora ya nazco en España.

(El azúcar)

Una señora muy enseñorada,
con el sombrero verde 
y la falda morada 
(La berenjena)

Ver, ver, ver,
cierra la puerta y ¡zas!
(Las berzas)
Con el dinero lo compro,
con los dedos lo deslío,
por la cara me lo como.

(El caramelo)

Son de color chocolate,
se ablandan con el calor
y si se meten al horno
explotan con gran furor.
(Las castañas)
Me abrigo con paños blancos
luzco blanca cabellera
y por causa mía llora,
hasta la misma cocinera.

(La cebolla)

En el campo me crié, 
atada con verdes lazos, 
y aquel que llora por mí 
me está partiendo en pedazos.

(La cebolla)

Fui a la plaza 
y las compré bellas,
llegué a mi casa
y lloré con ellas.
(Las cebollas)


Vive bajo tierra, 
muere en la sartén,
sus diez camisitas
llorando se ven.
(La cebolla)
Tengo duro cascarón,
pulpa blanca
y líquido dulce en mi interior.

(El coco)

Col es parte de mi nombre,
mi apellido es floral,
más si lo quieres saber
a la huerta has de marchar.
(La coliflor)
Col, col, colera; 
flor, flor, florera: 
si estamos juntas, 
¿Qué planta apuntas?

(La coliflor)

Somos blancos, larguiruchos,
nos fríen en las verbenas,
y dorados, calentitos,
nos comen nenes y nenas.

(Los churros)
Soy un viejo arrugadito 
que si me echan al agua
me pongo gordito.
(El garbanzo)

Entre col y col lechuga,
entre lechuga, una flor,
que al sol siempre está mirando,
dorándose a su calor.
(El girasol)
Bonita planta, 
con una flor 
que gira y gira 
buscando el sol. 

(El girasol)

Dentro de una vaina voy
y ni espada ni sable soy.

(El guisante)
Blanca soy
y, como dice mi vecina,
útil siempre soy 
en la cocina.

(La harina)

Fríos, muy fríos estamos
y con nuestros sabores
a los niños animamos.
(Los helados)
Una cajita chiquita, 
blanca como la cal: 
todos la saben abrir, 
nadie la sabe cerrar. 

(El huevo) 

Blanco es,
la gallina lo pone,
con aceite se fríe
y con pan se come.

(El huevo)
De bello he de presumir: 
soy blanco como la cal, 
todos me saben abrir, 
nadie me sabe cerrar. 
(El huevo)

Mi madre es tartamuda,
mi padre es "cantaor",
tengo blanco mi vestido,
amarillo el corazón. 
(El huevo)
Lentes chiquitas, 
jóvenes o viejas: 
si quieres nos tomas 
y si no nos dejas.
(Las lentejas)

Si quieres las tomas y si no las dejas,
aunque suelen decir que son comida de viejas
.
(Las lentejas)
Con el pelo rojo, 
la cara amarilla 
y llena de granos, 
soy rico alimento 
si estoy cocinado.
 
(El maíz)

No soy ave 
pero de mis huevos
se hacen palomitas 
para los niños buenos.
(El maíz)
Yo soy el diminutivo
de una fruta muy hermosa,
tengo virtud provechosa,
en el campo siempre vivo 
y mi cabeza es vistosa.

(La manzanilla)

Del nogal vengo
y en el cuello del hombre me cuelgo.
(La nuez)
Arca, monarca,
llena de placer;
ningún carpintero
te ha sabido hacer.
(La nuez)

Cuanto más caliente, 
más fresco y crujiente.

(El pan)
Una vieja arrugadita 
que de joven daba vino
y ahora es una frutita.
(La pasa)

Blanca por dentro, 
verde por fuera. 
Si quieres que te lo diga, 
espera.

(La pera)

Negra y minúscula bola
que la boca te atormenta
aunque muerdas una sola.
(La pimienta)

Oro parece, 
plata no es, 
el que no lo sepa 
un tonto es.

(El plátano)
Soy blanco, soy tinto, 
de color todo lo pinto, 
estoy en la buena mesa 
y me subo a la cabeza. 
(El vino)

De leche me hacen
de ovejas y cabras que pacen.
(El queso) 
Se hace con leche de vaca,
de oveja y de cabra
y sabe a beso
¿Qué es eso?
(El queso)

Quiere leche 
y no es lechera
¿Qué será?
(La quesera)
La mujer del quesero, 
¿qué será? 
(La quesera)

Y la casa del quesero, 
¿qué sería? 
(La quesería)
Soy el jugo de la uva,
de la copa el contenido,
de la mesa el gran señor,
de todos apetecido.

(El vino)

Junto a la jara y el tomillo
en el monte me arrodillo.
(El romero)
En el agua se hace
y en ella se deshace.
(La sal)

Blanquita soy,
hija del mar;
en tu bautizo,
tuve que estar.

(La sal)
Es santa y no bautizada,
y trae consigo el día,
gorda es y colorada
y tiene la sangre fría.

(La sandía)

Un palito muy derechito
y en su cabeza un sombrerito.

(La seta)
Te digo y te repito 
que si no lo adivinas 
no vales un pito. 

(El té)

Te lo digo y te repito
y te lo debo avisar,
que por más que te lo diga
no lo vas a adivinar.

(El té)
No toma té, ni toma café,
y está colorado,
dime ¿quién es?
(El tomate)

Verde nací,
amarillo me cortaron,
en el molino me molieron 
y blanco me amasaron.
(El trigo)
Sin mí no tendrías pan,
ni pasteles, ni empanada.
Nazco verde y estoy dorada 
por los días de San Juan.
(El trigal / el trigo)

Si la dejamos se pasa; 
si la vendemos se pesa; 
si se hace vino se pisa; 
si la dejamos se posa. 

(La uva) 
Soy redonda como el mundo
al morir me despedazan,
me reducen a pellejo
y todo el jugo me sacan

(La uva)

Volver a la página de adivinanzas

Volver a la página principal