El Perezoso Dichoso

 

El Perezoso Dichoso (Un Cuento Mexicano)

Un muchacho vivía calentándose todos los días junto al fogón mientras su tío iba a vender en el mercado. Un día, cansado con la pereza del muchacho, el tío lo invitó al mercado..

"¿Pero qué vendo?", preguntó el muchacho. El tío pensó y dijo "la ceniza de tu fuego". Entonces el muchacho trató de vender su ceniza.

Una señora le dijo "Mi'jo, nadie te va a comprar eso. Ten esta moneda...me das pesar".

Con su moneda, el muchacho decidió comprar una bonita máscara del Diablo.

Contento, fue al bosque y prendió un fuego. Viendo las llamas, un grupo de ladrones decidió venir y calentarse junto al fuego. Pronto se durmieron.

Al despertarse, los ladrones vieron al muchacho con su máscara puesta y se asustaron, pensando que era el Diablo de verdad. Se fueron y dejaron todos los tesoros que habían robado.

El muchacho llevó los tesoros a casa. El tío se sorprendió al ver todo lo que había conseguido con su ceniza.