LOS PÁJAROS EN LA CABEZA

 

LOS PÁJAROS EN LA CABEZA

Los pajaros en la cabeza

"Porque no importa el principio, porque el camino es largo y porque el final es lo mas importante. Este cuento es para ti."

En el principio del mundo, cuando poco se conocía existió un hombre distinto a todos; Este hombre tenia pájaros en la cabeza, también tenia cucarachas en la cabeza, tenia cualquier clase de animales, siempre le habían dicho que él era un perro, que era un animal, y era verdad, aunque nadie se diera cuenta él tenia muchos animales dentro de si.

Soñaba con ser feliz, no importaba como, el no sabia que animales tenia ni para que los tenia, es mas, ni siquiera sabia que los tenia, pero ellos estaban ahí y ejercían una atracción grandisima sobre todo el mundo, desde muy pequeño había andado con gente mayor que el, por lo cual fue desarrollando una gran aptitud para escuchar problemas y solucionarlos, pero este desarrollo este conocimiento no lo tenia el, lo tenia un búho que vivía arriba de su cabeza tan alto que todos los demás lo veían y se percataban de lo sabio que era este hombre, pero también tan alto, que el no alcanzaba a preguntarle nada, tenia también otros muchos animales que vivían en su cabeza, tenia un águila que era su orgullo, pues siempre se había considerado libre y esta era su máxima felicidad, ser libre, tenia una jauría de perros infalible en cualquier hombre, pero este hombre nunca los soltaba por el placer de conseguir algo vano, o de conseguir algo que fuera cualquier cosa. No, este hombre los soltaba cuando creía que alguien o algo valía la pena, los soltaba con la esperanza de que estos le trajeran su presa, no siempre lo lograban, pero cuando lo lograban el se ponía feliz.

Tal era la vida de este hombre, con su pequeño zoológico, donde cada animal cumplía una función primordial y eran brillantes, el se sentía bien cuando la gente dependía de sus animales, cuando alguien le hacia preguntas a su búho sabio, cuando alguien se divertía con el pájaro de la felicidad que el tenia ahí, cuando alguien recurría a su ave del cariño, cuando alguien simplemente se hacia al lado del para contemplar la grandeza de estos animales, pero el. El se sentía solo y se sentía solo porque el siempre soltaba sus animales, los dejaba libres, su águila iba hacia otros lugares y les traía historias para contar, cuentos del norte, cuentos del sur, ilusiones, alegrías y tristezas, pero mientras el águila estaba consiguiendo esto. El no tenia a nadie, su búho estaba siempre arriba, solucionando los problemas de sus amigos y el no tenia tiempo para sí mismo, su búho era muy ocupado como para pedirle consejos, su pájaro de la felicidad estaba muy ocupado divirtiendo a todos, el ave del cariño solo existía para los demás. pero.. Y él? Que pasaría con él. Poco a poco se fue poniendo cada vez más tristes, si bien era cierto que de vez en cuando sus perros le conseguían alguna presa, esto enorgullecía mas a los amigos que incluso a el mismo, estaban tan poco tiempo sus animales ahí, que el ya no se fijaba, los nidos andaban vacíos, el ni siquiera podría indicar con exactitud donde viva cada uno de estos animales, de vez en cuando, un ave se acercaba a el, era el ave de otra persona, iba y le contaba cosas el sabia que podía confiar en ella, pero el ave se volvía a ir y el quedaba solo de nuevo.

Cierto dia, una de sus tantas aves exploradoras volvió, traía una rama especial, olía delicioso, se veía hermosa, y él quiso saber de donde había venido esa rama, así que empezó a recordar con quienes había hablado ese ida, con quienes había compartido y empezó a indagar y a investigar cada vez mas, hasta que se dio cuenta quien era, cuando se la encontró de nuevo no supo que hacer, así que abrió sus puertas, sus pájaros, volaron hacia ella y el espero que los de ella volaran hacia el, ella hizo lo que hacían todos, se fue a consultar a su búho, a ese búho que siempre estaba ahí para todo el mundo, ella se fue encariñando con esa sabiduría, después llego a ella el ave del cariño, A el fueron llegando también otras aves, eran las aves de ella, le traían su olor su cariño, su aroma, la felicidad que ella irradiaba, también llego un búho con quien pudo hablar, pues era bien sabido que el de él nunca le hablaba y así. Así fueron entablando una linda amistad, el siguió feliz, hablaba con ella, y ella con el, se pedían consejos y se ayudaban, el vuelo entre las cabezas era constante, cada ave traía algo y llevaba otra cosa, compartían todo, su búho se volvía mas inteligente con el de ella, el de ella con el de el.

Cierto día él quiso acercarse a ella, quería verla muy de cerca, ella también, se acercaron el uno al otro, se miraron fijamente, sentía como sus aves volaban, trataban de salir todas al tiempo, y en ese momento él le dio un beso, ella se lo respondió y se besaron, se besaron apasionadamente, una, dos, tres veces, cada vez con mas amor y mas pasión, en ese momento, todas las aves, al unísono salieron volando, las del y las de ella volaron, formaron una nube multicolor donde cada ave amo a la otra, donde los pájaros se mezclaron con fuerza y pasión.

Desde ese día, el y ella andan juntos, cogidos de la mano, con la mirada brillante y vacía como si no estuvieran, la gente dice que están enamorados, el cada vez parece más idiota y ella ni se diga, son felices los dos juntos y mientras la gente los mira y observa esa sonrisa permanente en sus labios, esos suspiros, esas miradas ausentes, arriba. Una nube de aves se eleva al cielo, juegan, comparten historias, dolores y anécdotas y ellos son felices, porque por fin descubrieron. El amor.