Los lobos, los carneros y el carnero padre

Enviaron los lobos una representación a un rebaño de carneros, prometiéndoles hacer una paz permanente si les entregaban a los perros. Los  carneros aceptaron hacerlo, exceptuando a un viejo carnero padre que les reclamó a los lobos:

-- ¿ Cómo les voy a creer y vivir con ustedes, si ahora mismo, aún con el cuido de los perros no puedo pacer con tranquilidad ?

Nunca te desprendas de lo que es primordial para tu propia seguridad.

 

Volver a la página principal