El batanero y el carbonero

Un carbonero que hacía su trabajo en cierta casa visitó a un batanero que trabajaba no muy lejos de él, invitándole a trabajar en un mismo local, pues de este modo, además de mayor amistad vivirían con menos gastos al usar solamente una casa. Pero le respondió el batanero:

-Eso  para mí es imposible, pues todo lo que yo blanqueara, tu lo ennegrecerías de hollín al instante.

No debemos asociar actividades de naturalezas contradictorias.