El estómago y los pies

El estómago y los pies discutían sobre su fuerza.

 Los pies repetían a cada momento que su fuerza era de tal modo superior, que incluso llevaban al estómago. 

A lo que éste respondió:
-Amigos míos, si yo no les diera el alimento, no me podrían llevar.-

Veamos siempre con atención dónde se inicia realmente la cadena de sucesos. Demos el mérito a quien realmente es la base de lo que juzgamos.