EL DIARIO DE CARMEN

 

 

Chascomús, 13 de septiembre de 1920

Querido Diario: ¡hola! me llamo Carmen y vivo en Chascomús, me gusta mucho vivir acá. Tenemos un "hotel" y yo los ayudo a mis papas, también voy al colegio, pero no me gusta mucho. Mi papá es muy bueno, y siempre me lleva a pescar a la laguna, pescamos "pejerreyes", después los freímos y los servimos en el "hotel", con papas fritas o ensalada o arroz, a mí me gusta cocinar, pero mi mama me dice que si los clientes, llegan a saber que una nena de once años, es la cocinera no van a querer comer. Mi mama también es buena, pero siempre se queja, dice que extraña Sevilla, yo no me acuerdo nada de Sevilla, porque vinimos acá cuando yo tenia 7 meses y era un bebe.
Ella quiere vivir en Buenos Aires, que esta lleno de coches y de teatros y la gente se viste muy bien, pero a mí me gusta mas acá puedo pasear en carreta e ir a pescar a la laguna, porque en Buenos Aires no hay laguna y no se puede pescar y tampoco me gusta usar vestidos, y en Buenos Aires todas las nenas usan vestidos y no se puede andar en bicicleta porque es peligroso y a mi me gusta andar en bicicleta. Tengo solamente dos amigos, que se llaman Martín y Antonio, a veces salimos a cazar perdices y palomas y gatos, usamos gomeras que las hacemos nosotros mismos, no tengo amigas porque con las nenas me aburro mucho, no me gusta jugar con muñecas o jugar a que tomamos el té. Porque el te es un asco, a mí me gusta tomar leche con chocolate, también tengo una abuela, se llama Josefa y siempre anda con ruleros, tiene como noventa años y siempre anda de acá para allá, yo no sé porque no se queda un poco tranquila, como la mayoría de las abuelas que están todo el día en la casa escuchando la radio y jugando a las cartas, el otro día vino a cazar con nosotros, y cazo una paloma, a Martín y Antonio les gusta mi abuela, pero a mi me da un poco de vergüenza que a los noventa años, este cazando palomas. El sábado pasado, llegaron turistas nuevos, son un papá, una mamá y un nene. ¿El nene es muy raro, se sienta en la mesa y no habla una sola palabra, solamente come y lee un libro que se llama "Viaje al centro”, no me acuerdo bien, y además me mira mucho, a mi no me gusta que me miren, pero mi mama me dice que tenemos que ser cordiales con los turistas y sonreírles, así que le tuve que sonreír, le lleve el pescado y él me pregunto mi nombre, y sin que yo le pregunte nada me dijo que se llamaba Alfonso, se viste muy bien, seguro que es de Buenos Aires, tiene las manos de un bebé, seguro que no sabe cazar, ni pescar, ni nada, ni amigos debe tener, seguro que es buen alumno, y estudia mucho y lee libros difíciles, a mi leer me aburre, prefiero escuchar la radio, hoy es viernes y seguro que mañana, viene Alfonso, seguro que con otro libro, seguro que es de Buenos Aires y se aburre mucho. Bueno diario, te dejo porque me voy a andar en bicicleta al lago, esta noche voy a dormir bien porque mañana vienen los turistas y va a haber mucho trabajo. Seguro que viene Alfonso, me da lo mismo que venga o no, porque es feo y no debe saber jugar a nada, pero come mucho, y mi mama quiere que venga, porque come mucho y gasta mucha plata en comida, el domingo se comió dos platos de fideos y filet con ensalada, yo no se donde le entra toda la comida, porque es muy flaco y también tiene una nariz muy grande, y es muy blanco, porque no juega y se la pasa leyendo.

Querido Diario: ¡Hola! Hoy es lunes 16, son las 5 de la tarde y estoy escuchando la radio con mi abuela Josefa, que le duele un poco la garganta, hace un rato llegue del colegio, me aburrí mucho, tuvimos clase de "gramática", que es lo mas aburrido que hay, y leímos "poesías españolas", que son muy aburridas, también tengo que hacer los "deberes de matemática", que no entiendo nada, las únicas materias que me gustan son "geografía" y "educación física", el otro día estudiamos los animales que hay en la "selva misionera", hay víboras y arañas y loros y mariposas y hace mucho calor y también están las "cataratas", que esta todo lleno de agua, a mi me gusta el agua, y me gusta bañarme en el lago, pero en la bañadera no me gusta mucho, mi mama me tira baldes con agua caliente y a veces el agua me quema, ayer me queme con la sartén, me salto un poco de aceite en la cara mientras le cocinaba un "filet" a Alfonso, se comió cinco, come mas que el perro de Martín, su mama la felicito a mi mama, porque estaba muy rico, y mi mama le dijo gracias, pero no le dijo que yo cocine. Alfonso se trajo otro libro, lo único que hace es comer, leer y mirarme, cada vez que me mira se pone un poco colorado, después baja la vista y sigue comiendo o leyendo, o las dos cosas juntas. Sus papas también son un poco raros, su papá parece un "abogado", es muy serio, no habla y usa ropa de Europa, eso es lo que dice mi mama, tiene bigotes muy largos, usa sombrero y cuando saluda, se saca el sombrero. La mamá parece una "actriz", es igual a las actrices que aparecen en las revistas que lee mi mamá, y mi mamá dice que usa "vestidos de París", y a mí me parece que mi mamá, le tiene un poco de envidia, a mi no me gustan los vestidos de París, no te podes mover con un vestido de París, es imposible treparse a un árbol, si tengo puesto un vestido de Paris, la mamá de Alfonso, le contó a mi mamá que son de Banfield, y mi mamá le dijo, que ella pensaba que eran de Buenos Aires y la mamá de Alfonso se rió mucho, parecía que hacia fuerza para reírse, y después le dijo que ellos eran elegantes, como la gente de Buenos Aires. Después de comer todos los turistas se fueron a dormir la "siesta”, menos Alfonso, que se quedo leyendo en la "sala de estar", porque el "hotel" tiene habitaciones, un salón para comer y una sala de estar, en donde los turistas pueden escuchar la radio, sentarse en el sofá y leer o charlar, yo estaba lavando los platos en la cocina y lo espiaba, estaba leyendo tres libros al mismo tiempo, cuando termine de lavar los platos, me acerque y me senté al lado, le pregunte que estaba leyendo y me dijo que leía libros de "astronomía", y me contó que la astronomía, estudia las estrellas, la luna y todos los planetas, y después me dijo que algún día el hombre va a llegar a la Luna, y a mí que me importa que el hombre llegue a la luna, si la luna debe ser un lugar mas aburrido que la clase de "gramática", pero no se lo dije, para no ofenderlo, y después me dijo que en Marte había vida y que la gente era de color verde y tenia un solo ojo, yo le dije que me parecía muy interesante, pero a mi me parece, que este nene esta totalmente loco, se volvió loco de tanto leer, me contó que no tiene amigos y que a la noche habla con las estrellas, yo le pregunte en que idioma, pero el no me contesto, y después le dije si quería ir al lago, y él me dijo que si, y fuimos caminando y nos sentamos en el espigón, estuvimos callados mucho tiempo, él miraba las nubes, y yo le pregunte una pregunta muy tonta, porque no sabia de que hablar, le pregunte si él creía que en las nubes vivían "angelitos", y él me miro muy serio, y después se empezó a reír muy fuerte, era la primera vez que lo veía reírse, y yo también me reí mucho. Y después me contó que estudiaba francés y piano, y que le gustaba andar en bicicleta, pero sus papás no le querían comprar una, y que nunca se había trepado a un árbol, y yo le pregunte si quería aprender y él me dijo que sí, y entonces nos fuimos a un árbol, pero a él le dio miedo y subió con una escalera, y yo me trepe y nos sentamos en una rama, y estábamos a tres metros del piso, y él estaba con mucho miedo y me agarro la mano, y a mi me dio vergüenza, porque nunca ningún nene, me agarro de la mano, ni tampoco me gusta, porque los novios se agarran de la mano, y yo no tengo ningún novio, porque es muy aburrido tener novio, yo siempre miro a las parejas que caminan por el espigón de la mano, y parecen angelitos que se cayeron de una nube, y en el colegio hay un nene que quería ser mi novio, se llama Felipe y todas las nenas quieren ser novias de él, pero a mi no me gusta, me parece muy fanfarrón, el otro día me escribió una carta y me puso que yo era la mas linda del grado y que él quería ser mi novio, y yo lo espere a la salida del colegio y le dije que tenia cara de galleta y que sea la ultima vez que me escribe una carta, y le rompí la carta en pedacitos en la cara de él. Y él me dijo que porque no me voy a mi país, que es España y yo le dije que porque el no se iba a su país que es la China, y él me dijo que su papá era abogado y mi papá era cocinero de un hotel y yo le dije que el hotel era nuestro y que el papá de el era un ladrón y el me pego y yo lo agarre de los pelos y lo tire al piso y después vino la maestra y nos pregunto que pasaba y yo le dije que él me pregunto si quería ser la novia y que como yo le dije que no, él me pego y el dijo que yo era una mentirosa, y todos los nenes dijeron que yo tenia razón y la maestra lo reto y yo le dije a la maestra que él era un fanfarrón y que quería ser el novio de todas las nenas y después me fui a mi casa, y la cuestión es que Alfredo me agarro de la mano, y yo no le solté la mano, porque él es bueno y no es fanfarrón, y porque no tiene con quien hablar y habla con las estrellas y después volvimos al hotel y la mamá de Alfonso estaba muy enojada y le pregunto donde estuvo y el pobre Alfonso no sabia que decir y yo le dije a la mamá que fuimos a visitar el museo histórico y la casa del General Lavalle y la mamá de Alfonso se tranquilizo y mi mamá le dijo que yo era una nena muy estudiosa y que nosotros podíamos ser buenos amigos y la mamá de Alfonso me acarició la cabeza y me dijo que yo era muy linda y yo tenia ganas de decirle que ella parecía una lechuza, pero no se lo dije, la mire con cara de nena buena y le dije, muchas gracias, señora.

Querido Diario: ¡Hola! hoy es miércoles 18 y son las once de la noche, y tengo "insomnio", y no me puedo dormir, entonces abrí la ventana de mi pieza, para que entrara la luz de la luna, y así puedo ver y escribir, porque a la noche no hay electricidad, y me da miedo prender una vela, porque se puede caer al piso y se puede incendiar mi pieza, y yo no quiero que se incendie mi pieza, porque me gusta, y en las paredes están colgados cuadros de Sevilla, y también hay un cuadro de un "torero", que mi papá dice que es amigo de él, pero yo no le creo, y tengo dos muñecas que me regalo mi abuela, y yo le dije a mi abuela, que son muy lindas, pero para mí son más tontas que Felipe, y nunca hablo con ellas, porque no me contestan, y para que voy a hablarles, si no me contestan, mañana tengo prueba de "matemática" y yo soy muy burra para las matemáticas, y me prepare un "machete" para copiarme, ya son las once y media y no puedo dormir, seguro que Alfonso esta durmiendo, y soñando que viaja a la Luna o a Marte, y seguro que sabe mucho de matemáticas, y es una lástima que no estemos en el mismo grado, porque si estuviésemos en el mismo grado, yo me podría sentar con el y "copiarme", sin necesidad de tener que hacer "machetes" y recién entró mi mamá a mi pieza, y me preguntó porque no dormía y yo le dije que estaba "repasando" matemática y me preguntó porque estaba la ventana abierta y yo le dije que me gustaba ver la luz de la luna, y mi mamá me dijo que desde que conocí al nene "flaco y narigón" yo estoy muy cambiada y muy distraída, pero yo le dije que estaba igual que siempre, y le dije que Alfonso era mi amigo, que era un poco raro y creía que en Marte había vida, y mi mamá se empezó a reír mucho y me dijo que Alfonso parecía un "marciano", y yo me enoje y después mi mamá cerro la ventana y me dio un beso en la frente y me dijo que no pensara tanto en Alfonso antes de dormir, porque era muy feo y iba a soñar una pesadilla y yo le dije que lo importante es la "belleza interior", y mi mamá me pregunto de donde saque eso, y yo le conté que lo dijo la maestra de "gramática" que es más fea que una jirafa, y mi mamá me dio otro beso en la frente y se fue, y yo ahora me voy a dormir.

Querido Diario: ¡hola! hoy es jueves 19, son las dos de la tarde y recién termine de comer, dentro de un rato me voy a la clase de "educación física" que me gusta mucho, pero la verdad que estoy muy cansada, porque dormí muy poco, y hoy tuve un problema serio en la escuela, resulta que tuvimos la prueba de "matemática" y yo me estaba copiando sin ningún problema, pero de repente la maestra me vio, y me reto y me saco la hoja y el "machete" y me dijo que tenia un cero y que después iba a hablar con mi mamá. Y yo me quede sentada en el aula, calladita y Felipe me saco la lengua y yo no le dije nada y después en el "recreo", la maestra estaba muy enojada conmigo, y me pregunto porque no había estudiado y que era muy feo que una nena hiciera un "machete", y yo le conteste que yo trabajaba mucho, que ayudaba a mis papás con el hotel, y que tenia que limpiar y cocinar y también lavar ropa y platos y que dormía solo tres horas por día, y que me levantaba a las cuatro de la mañana, para darle de comer a las gallinas y que no tenía mucho tiempo para estudiar, y puse cara de conejo recién nacido, y le pedí a la maestra que me perdonara y que iba a ser la ultima vez que me copiaba y que por favor no le cuente a mi mamá, porque es muy sensible y cada vez que recibe una mala noticia le agarra "fiebre" y se tiene que quedar en cama y yo tengo que cuidarla y comprar remedios y los remedios son muy caros y la maestra me miro con cara de angelito y me dijo que esta bien, y que trate de trabajar menos y estudiar más, y yo le dije que ella era la mejor maestra y ella se puso un poco colorada y me dijo que no exagere, y después me fui al "recreo" a jugar con Martín y Antonio, y les conté lo que le dije a la "maestra" y Martín se rió, pero Antonio no y yo le pregunte que le pasaba y Martín me dijo, que Antonio esta celoso del "nene turista que se viste bien" y Antonio no dijo nada y se fue y Martín me contó que Antonio le contó que nos vio en el espigón y también nos vio arriba de un árbol, y yo le dije a Martín, que el "turista" era un nene que sabia mucho de Astronomía y que me contaba historias de los planetas y Martín me pregunto si era mi novio y yo le dije que yo no tengo ningún novio, ni me importa tenerlo, y Martín se puso un poco triste y se fue y yo me quede sola, mirando como las nenas jugaban a la "rayuela", que de todos los juegos que juegan las nenas, es el único que me gusta. Bueno, me voy a la clase de "gimnasia".

Querido Diario: ¡Hola! hoy es lunes 23, son las 9 y media de la noche, y te escribo desde mi pieza, iluminada por una vela, en el living están mis papás y mi tía Gladis, con mi tío Fermín y mi prima Felicita, que tiene 9 años. y vos te preguntaras, porque estoy sola en mi pieza, bueno, yo te voy a contar, resulta que estábamos comiendo, y mis papás y mis tíos hablaban de España, porque mis tíos hace un año que llegaron acá y todavía no se acostumbran, y mi tía Gladis tiene un carácter muy podrido, y le grita a todos, y la cuestión es que mi mamá le pregunto a Felicita, que quiere ser cuando sea grande y Felicita dijo que quería ser maestra, y después mi tía me pregunto a mi que quería ser y yo le conteste "andinista" y mi tío me pregunto que quería decir "andinista", y yo le explique que los andinistas se trepan a las montañas, con sogas especiales, y que yo quería treparme al Aconcagua, que esta en Mendoza, y después mi papá se empezó a reír, y me pregunto de donde se me ocurrió todo esto, y yo les conté que lo leí en una revista que se llama "Geografía del Mundo" y que es muy interesante, y mi mamá se empezó a reír y mi tía se puso muy seria y me dijo que esas eran cosas de hombres y no de mujeres, y que yo era una nena rara y tenia ideas raras y mi mamá se enojo con mi tía y le dijo que yo era una nena, como todas y mi tía dijo que yo, parecía un varón y yo me pare y le dije a mi tía, que ella me tenia envidia, porque yo iba a trepar una montaña y ella no podía ni subir una escalera y mi tía me dijo que yo era una maleducada y yo me vine a mi pieza y me puse a llorar, pero ahora se me paso, recién estuvo mi papá y me pidió que vuelva a la mesa, pero no tengo ganas, y me voy a quedar acá, me da lástima por Felicita, porque es buena y tiene una mamá muy nerviosa. Tengo otra cosa para contarte, resulta que ayer me fui con Alfonso a pescar, la verdad que le estoy enseñando y él aprende rápido y lo primero que pesco, fue un zapato y yo me reí y le dije que lo íbamos a freír y a comer con ensalada, y después el me contó, que cuando cumpla 21 años, se va a ir a París a estudiar "astronomía" a la Universidad de la Sorbon o Sarvon, no me acuerdo bien, y yo me puse muy seria y preocupada, pero trate de disimularlo y le dije que me parecía muy bien, porque el era muy inteligente, pero yo me sentía triste, el tiene 11 y diez años pasan muy rápido, y después le dije que volviéramos al hotel y yo me fui a mi pieza, porque quería estar sola y pensar. Y hoy después del colegio, me fui a la biblioteca, y la secretaria se sorprendió cuando me vio entrar y empezó a gritar, ¡esto es un milagro! ¡esto es un milagro! ¡Carmen vino a la biblioteca!, porque la verdad es que era la primera vez que iba, y yo la salude, porque ella es amiga de mi mamá, y le pedí un libro sobre París, que tuviese fotos, y ella me miró con cara rara y me pregunto para que quería un libro sobre París, y yo le dije que tenia que hacer un trabajo para el colegio y la secretaria me trajo un libro, que se llamaba "Viajando por Francia", y yo me senté en un pupitre y empecé a mirar los mapas, y París queda muy cerca de España, y seguro que desde París a Sevilla, habrá seis horas en auto y unas doce horas en carreta, y después mire fotos de París, que la verdad es muy parecido a Buenos Aires, y la gente se viste, igual que en Buenos Aires, y mucho no me gusto París, prefiero Chascomús, y después me di cuenta que la secretaria, me estaba espiando, entonces cerré el libro, le dije muchas gracias y me fui a mi casa. Y recién golpearon la puerta de mi pieza, era mi prima Felicita, que me dijo que yo estaba medio loca y nos empezamos a reír, y me dijo que a ella también le gustaría treparse al Aconcagua. Y después vino mi mamá y me dijo que vaya al living, y le pidiera perdón a mi tía, y yo fui al living y le dije a mi tía que me perdone y mi tía también me pidió perdón y después lo mire a mi papá y él me guiño un ojo. Y ahora me voy a dormir.

Querido Diario: ¡Hola! hoy es martes 24, son las cuatro de la tarde y estoy escuchando una "radionovela" por la radio, con mi mamá y mi abuela, a mí me parece una pavada, pero a mi mamá y a mi abuela les gusta mucho la "radionovela", se llama "El amor es de color naranja" y se trata sobre un muchacho que vive en Paraguay y es recolector de naranjas y es muy pobre y trabaja para un señor muy rico, que tiene una fabrica de jugos de naranja, y el se enamora de la hija del señor rico, y la hija se enamora de él, pero el papá no quiere que su hija este con él, entonces ellos construyen una "balsa de naranjas" y se escapan y se van por el Río hasta las cataratas del Iguazú, pero los lleva la corriente y van a parar a la selva, y en la selva hay una víbora que los quiere envenenar y también hay arañas y loros y ellos están solos en la selva, y él aprende a hablar con los animales y los animales lo quieren y lo respetan y después tienen un hijo que se llama Alcides y habla con los monos, y mi mamá y mi abuela escuchan la "radionovela" y se ponen a llorar, especialmente mi mamá, que tiene miedo que algún animal los mate, y se termine la "radionovela", y después que terminó la radionovela, mi mamá me dijo que quería hablar conmigo, y nos fuimos a la cocina y mientras mi mamá pelaba papas, me dijo que se encontró con la secretaria de la biblioteca en el almacén, y ella le contó que estuve en la biblioteca y que estuve leyendo un libro sobre París, y mi mamá me preguntó porque, y yo le dije que quería conocer algo, acerca de los países vecinos a España y que ahora, quería leer algo sobre Portugal y mi mamá me dijo, que todo esto le parecía muy raro y después se seco las manos con un repasador y me agarró una mano y empezó a leerla, porque mi mamá sabe leer las manos y puede adivinar el futuro, y de repente se agarró la cabeza con las dos manos y empezó a decir, ¡Dios mío! ¡Dios mío! y yo me asuste mucho y le pregunte si me iba a morir pronto y mi mamá me dijo que no, y le pregunte que pasaba y ella me dijo que no era nada grave, pero traté de no estar tanto con Alfonso y yo le pregunté si Alfonso se iba a morir pronto, y ella me dijo que no, pero que trate de no pensar tanto en él, y yo le dije que no pensaba mucho en él y mi mamá no sabia que decirme y me dijo algo que no entendí bien, me dijo que siempre se puede cambiar el destino y que trate de casarme, con un muchacho lindo y normal y yo le dije que yo soy muy chica y todavía no pienso en casarme, ni siquiera me interesa tener novio y mi mamá estaba preocupada y siguió pelando papas y yo me fui a andar en bicicleta.

Querido Diario: ¡hola! hoy es lunes 30 y hace unos días que no te escribo, porque la verdad no tuve tiempo y pasaron un montón de cosas, el sábado llegaron mis tíos y mi prima, dio la causalidad que llegaron al mismo tiempo que Alfonso y sus papás, y también dio la casualidad que tienen el mismo auto, un "Ford T", pero el de Alfonso es un modelo mas nuevo y los dos autos son de color negro, a mí no me gustan mucho los autos, prefiero la carreta, porque el auto anda con un motor y los motores no saben hablar, en cambio la carreta, tiene caballos, que tampoco saben hablar, pero entienden y a mi me gustan mucho los caballos. Nosotros no tenemos auto, y mi papá quiere comprar un "Ford T", porque dice que es importante tener un auto, y que cuando vamos a Buenos Aires con la carreta, la gente nos mira con cara rara. y la cuestión, es que nos fuimos a la plaza con Alfonso y Felicita, y ellos se pusieron a hablar y Felicita le contó que ellos viven en Quilmes, que queda a dos horas en coche de Banfield, y después le contó que ella estudia Francés, y los dos se pusieron a hablar en Francés, y yo no entendía nada, y me fui sola a la hamaca, y me quede sola, hasta que Felicita se me acerco y me pregunto que me pasaba y yo le dije que yo no hablo Francés, y después nos fuimos al río, y Felicita le contó a Alfonso que ella estudia "violín" y Alfonso le contó que el estudia "piano", y se pusieron a hablar de música clásica y yo de música clásica, no entiendo nada y me fui y los deje solos, y Felicita me corrió, y me pregunto porque me comportaba de esta manera, y yo le dije que me dejara tranquila y me fui al "hotel", y me puse a ayudar a mi mamá en la cocina, y pele un montón de papas y zanahorias y zapallitos y cebollas y me pase un montón de horas, pelando verduras, y por un rato me olvide de todos los problemas que tengo, y después vino Felicita a la cocina y yo estaba llorando, porque estaba cortando cebolla y ella me dijo, que no sea tonta, que deje de llorar porque ella no me va a quitar a mi novio, y yo le saque la lengua y le dije que ella sabrá "francés" y "violín", pero seguro que no sabe pelar una papa y ella no dijo nada y se fue, porque seguro que no sabe ni cortar un tomate.

Mendoza, 10 de agosto de 1937

Querido diario: hace unos cuantos meses que no te escribo, he tenido muchos inconvenientes en estos últimos tiempos, no consigo ningún tipo de apoyo, ni "moral", ni "financiero" para llevar a cabo mi empresa, mis padres dicen que estoy totalmente loca, la única que me apoya es Felicita, me escribió una carta en donde me dice: " si no estuviese casada y con cuatro hijos, treparía el Aconcagua con vos", hace semanas que estoy en Mendoza perdiendo tiempo, le mande una carta al Gobernador pidiéndole apoyo y ¿sabes lo que me contesto?, me dijo: " las mujeres deben ocuparse de la cocina y no perder tiempo, arriba de una montaña". bueno, son las 4 de la tarde y dentro de media hora me encuentro con un "astrónomo" que me llamó ayer y me dijo que tiene una serie de "sugerencias" para hacerme, no sé que quiere quizás sea Alfonso, la verdad es que ya me olvide de él, hace mas de 15 años que no lo veo, es imposible que sea el, ¿que va a estar haciendo en Mendoza?, tampoco creo que haya viajado a París, seguro que nunca salió de Banfield y debe ser "abogado" como el padre, aunque cuando hablamos por teléfono me pareció reconocerle la voz, la verdad es que me da lo mismo que sea él o no, lo único que quiero es treparme al Aconcagua...  

 

Alejandro Brandes