LOS CINCO REGALOS DE LA AURORA BOREAL

 

 

Mientras te acurrucas, voy a contarte una pequeña historia mi amor: Érase una vez un pequeñito muy hermoso que se llamaba Edgar Andreas, y que esa fría noche de invierno, cansado estaba de tanto jugar, reír, brincar y bailar, estabas adormilado y las estrellas y la luna como siempre, vinieron a darte un beso de buenas noches, pero en esta ocasión trajeron  a una invitada muy especial, a la Aurora Boreal.

Y ella de ver tu carita tan hermosa y tu sonrisa tan preciosa, de alegría se puso a bailar entre el frío y la oscuridad de la noche, pero con el resplandor de la nieve sus difusos colores brillaban aún más y con un suspiro te dijo: " Las estrellas y la luna, me han contado cosas muy lindas sobre ti, y es por eso que decidí traerte cinco regalos, pero has de guardarlos muy bien y no dejarlos escapar: " Del Blanco tendrás la pureza, del Amarillo la alegría, del Azul la tranquilidad, del Rojo el amor, y del Verde la salud ". De repente tus ojitos cansados se abrieron y una sonrisa apareció en tus labios y de ellos y entre sueños tu primer palabra brotó: " ¿¿usshh??", y con una mirada de amor te respondí:  "¡¡Sí mi amor, también es luz!!. Tus ojitos de nuevo cerraste y dormidito descansaste. Pero la mamá del pequeñito al terminar el cuento pensó: "Yo creo que le dejó 6 regalos, porque el último, fue su primer palabra". Y a partir de entonces, cada vez que ve a la Aurora Boreal, la feliz mamá del niño, recuerda esa fría noche de invierno y la primer palabra de su pequeño. Y esa historia le ha de volver a contar.

 

 Olga Fladby