CUANDO BHUHB CONOCIÓ A LHAHL

 

Un día Bhuhb estaba jugando en el bosque que es donde viven la mayoría de los gnomos.
De pronto escuchó a una chica que lloraba al lado del mar.
Entonces, Bhuhb se acercó a la chica y le preguntó que le pasaba.
La chica le dijo que ella tenía por amigo a un pescadito que vivía en el mar.
El pescadito se llamaba Gurugug.

Entonces, Bhuhb que era amigo de muchos pescaditos, le dijo que iba a tratar de buscarlo. Fue Bhuhb recorriendo toda la costa del mar Mediterráneo preguntándole a todos los pescaditos si conocían al pescadito amigo de Lhahl. Así fue que llegó hasta la punta de Europa que es donde se junta el Mediterráneo con el Océano Atlántico.

En ese lugar le preguntó a un pescadito dorado si conocía al amigo de Lhahl.

El pescadito le dijo que él era Gurugug. Bhuhb le contó que Lhahl estaba muy preocupada. Entonces dijo Gurugug: "Lo que pasa es que estuve de viaje en un lugar donde la gente toma una especie de té en unas calabazas con una pajita de plata. ¡Era muy divertido!"

Juntos volvieron a donde estaba Lhahl y le contaron lo que había pasado. Lhahl le agradeció muchísimo a Bhuhb y desde entonces son novios.